DINERO Y PODER cubre la edición digital y descentralizada del HAY FESTIVAL 2021, el principal escenario en Colombia para el debate y la expresión cultural para todos los públicos. En esta primera entrevista compartimos más una conversación sobre periodismo y con Perla Toro Castaño, actualmente directora de comunicaciones de la Caja de Compensación Familiar antioqueña COMFAMA y con gran experiencia en ser de las primeras periodistas digitales del país y una activista por los Derechos Humanos, de las mujeres y la protección animal.

EXCLUSIVAS DINERO Y PODER/PRENSA HAY FESTIVAL DIGITAL 2021

DINERO Y PODER (DYP): Tu hoja de vida es muy completa. Has sido una persona que ha dejado huella; tienes una gran experiencia como activista defendiendo los Derechos Humanos, los Derechos de la Mujer y los animales. Y volviendo a esta hilación con este punto, con todo lo que ha pasado el periodismo digital y con toda esta lógica de nuevos derechos y la consciencia que se está despertando, ¿cómo se hace para que el entretenimiento se pueda ver con una postura crítica?

Perla Toro (PT): Una pregunta que tiene como bastante de grueso porque digamos que cuando uno está como en este mundo donde está lo digital donde empiezan a existir otras formas del activismo como tù lo dices, cuando uno trabaja o digamos que es cercano como persona a la defensa de derechos, por demás un tema que en Colombia es un tema muy mal visto. Yo no se si has notado que en Colombia la palabra activismo es como si tuviera un tufillo inmediatamente maluco, pero hay otros países como Suecia donde el 50% de la población se declara activista en algo. Y digamos que el activismo en esencia, independiente de cómo un país u otro lo vaya apropiando, es un tema de Derechos Humanos, esto no es una cosa diferente. Entonces no está mal defender los Derechos Humanos. Pero entonces llega internet y digamos que internet posibilita el espacio de diálogo que no había antes, las formas que había de protesta social eran unas formas de marcha que se terminaban y no pasaba mucho más que un reporte en un canal de televisión y casi nada en la acción, y por eso el ciberactivismo empieza a tomar como unos puntos mucho más fuertes donde ese debate se puede alargar.

Pero en el ciberespacio están los que defienden pero también los que atacan, incluso tu ahora que hablabas del gobierno estadounidense (off the record) los dos presidentes que vimos que tuvieron redes sociales, vimos una primera historia de Obama que es el presidente al que le toca que todo se estrene con él. Al que le toca estrenarse en campaña con este tipo de plataformas. Y la gente creía que el modelo de la política 2.0 lo había instaurado Obama y que ese era el modelo; y llega Trump y nos dice: "No amigos, yo los medios no me quieren, no me creen y hago toda mi campaña desde aquí y hago un uso completamente diferente del ciberespacio".

Entonces se empieza a mostrar otro escenario, otros usos que se le pueden dar a esta matriz que si uno lo aterriza en un país como el nuestro ya ha pasado. A uno no se le puede olvidar que en el mismo ciberespacio donde en algún momento hubo una contrarreforma, donde es histórico que en un país se tumbe una reforma a la justicia (educación), no se si recuerdas eso por allá en el año 2010-2011 en Colombia que es la misma plataforma que se usa para que en un plebiscito gane el no (2016).

Entonces empieza a suceder de todo, a los dos lados le sirve y si ya uno lo mira como desde la defensa de los Derechos, digamos si me fuera al caso femenino que digamos es uno de los casos que más me convoca, aquí podés hablar de cosas positivas como el empoderamiento. Entonces digamos que nosotros, pues yo soy voluntaria en "No es hora de callar", y digamos con mujeres de Tumaco hemos tenido experiencias hermosas: desde "¡usted es peluquera?" "Listo, vamos a sacar la cuenta de Instagram y nos vamos a empoderar y su negocio va a ser mucho más rentable" y digamos que ha sido como un tema de empoderamiento de derechos. Pero, también en otros escenarios, como en Cartagena con las niñas que son víctimas de explotación sexual, hemos tenido que entrar en otro tema y es explicarles como usar las redes entendiendo los peligros que hay dentro de ellas, y que a uno no lo citan en la mitad de una isla para regalarle un yate así como así y que puede estar cayendo en un tema de trata de personas.

Pero ya para responderte la pregunta, desde lo positivo es que se visibiliza. Ya te decía en la primera que se expande la conversación. Yo creo que eso hace que en la mente de las personas se mantenga mucho más recurrente el impacto que se va generando y yo creo que un "Me too" si no hubieran existido las redes sociales no hubiese sido lo mismo y no se hubiese quedado el "Me too" dentro de las cabezas; lo mismo el movimiento de los Pañuelos Verdes o lo mismo que movimientos como los que recien pasan en Argentina, que se vuelven como icónicos, entonces aplaza con ese tiempo de debate, que ese es el más activista de todos. Yo también creo que algunos que no son activista-contundentes también son buenos y por ejemplo es el tema de empoderamiento y por ejemplo las plataformas sociales. Entonces digamos que a una mujer, o digamos a una persona que está de una población LGTBI o a una persona desplazada por el conflicto o en una situación de vulnerabilidad para no dejarlo solamente en el tema femenino. Permite crear inciativas empresariales y empoderamiento. Porque en el activismo pienso que muchas veces nos quedamos en el alegato y en la defensa pero no se entra en la apropiación de los derechos económicos, por ejemplo. Entonces eso es un lado muy interesante.

El otro tema es el de crear figuras, como por ejemplo Gretta y cómo también estos espacios de crear nuevas figuras que no eran las figuras tradicionales políticas que nos convencían. Están del lado de los influencers que es otra discusión, pero hablemos de los influencers buenos, de cómo antes si no se tenía un respaldo político o económico, era muy dificil que surgiera y que ahora surgen de una forma más espontanea. Pero lo que me gusta siempre decir pa concluir, es que se tiene que tener en cuenta en este mundo es por esas bondades, pero también hacerse las preguntas por todas esas otras cosas que pasan, porque esto es un reflejo del mundo, y es mundo real, y en esa medida tiene problemáticas muy grandes el ciberespacio.

DYP: Hay una pregunta que inevitablemente tenemos que hacer porque, lógicamente en los subniveles del periodismo digital que así como ha traído igualdad y ha dado protagonismo a actores que antes nunca lo hubieran tenido, sobre todo en el esquema de medios que teníamos hace menos de veinte años, es que no estamos hablando del siglo XIX. Colombia y Occidente está cayendo en una futura y mala tradición que nos estamos infantilizando al estilo millenial de que cualquier cosas mayor a cinco años es prehistoria. Así como quiere usted que en un país haya memoria histórica, que haya condición para la reparación, para la verdad y la construcción de paz -porque eso no se lo inventó el presidente Santos, esos son unos pasos secuenciales y antropológicos resultado de todos los procesos de paz que ha habido en Occidente-. Eso es una cosa científica a la que se ha llegado después de mucho tiempo. ¿Así como puedes continuar? Y por otro lado tienes una España que no se han podido olvidar a Franco. Tienes una España que le hace falta oír a Darío Gómez y a Juan Fernando Velasco y los dos oyen Paola Jara para deprimirse más. No se han olvidado de Franco y se supone que celebraron hace poco 40 años de la Constitución del régimen de 1978, y hay una polarización terrible. Hablas con un pelao de veinte años, me gusta que tienen frescos a sus antepasados y fresca su historia. De cien años pa atrás. Lo que no me gusta es que se cuenta solo de un lado. Y en Colombia estamos cayendo en eso, y hemos tenido que comprobar que la persecución política a medios en Colombia si existe de un lado y del otro. Y el que tiene el poder persigue el poder desde cualquier bando. Desafortunadamente eso nos quedó de las guerras civiles del siglo XIX donde habían golpes de Estado y rebeliones y por lo tanto indultos. ¿Para qué? Por si este me tumba y coge el poder no me fusile, ya que yo no lo fusilé. Así funcionó hasta el Frente Nacional.

Volviendo al contexto de tu trabajo en medios digitales, o más bien en transformar los medios tradicionales en medios digitales. ¿Cuáles son sus principales aportes?

PT: A mi me tocó un momento de la vida donde lo que hacía era novedad.

HTML tutorial

La cineasta heredera de una tradición intelectual y de defensa de los Derechos Humanos habló en exclusiva con DINERO Y PODER

EXCLUSIVAS DINERO Y PODER

"

En el cubrimiento de la edición digital y descentralizada del Hay Festival 2021, entrevistamos en un intercambio de argumentos contundentes al analista internacional y escritor... Ver mas